¿Qué dice el último número de la revista del Estado Islámico?

El pasado 19 de enero el Estado Islámico publicó el nuevo número de Dabiq, su medio de propaganda escrito más popular. La revista, escrita en un perfecto inglés, consta de 56 páginas en las que el grupo terrorista intenta legitimar el asesinato de chiitas o de clérigos sauditas.

Aunque también menciona el atentado de San Bernardino, ocurrido en California en diciembre, en este número los editores han preferido centrarse en otros asuntos, como en la oportunidad que el Estado Islámico tiene de expandirse por Afganistán, Paquistán y Cachemira.

Como viene siendo normal, el EI intenta justificar sus acciones a través de medias verdades, falacias y mentiras históricas.

La portada, un ataque contra los chiitas

Dabiq 13 Portada

No es casual que el Estado Islámico haya decidido titular este número de Dabiq como “THE RĀFIDAH: FROM IBN SABA’ TO THE DAJJĀL”, debido a que “rāfidah” es un término que utilizan los musulmanes sunitas para referirse despectivamente a los musulmanes chiitas (puede traducirse por “los que rechazan” o “los que niegan”).

¿Por qué esta palabra tiene una connotación peyorativa? Porque los sunitas creen que Abu Bakr -suegro del profeta Mahoma-, Umar, Uthman y Alí (los llamados “cuatro califas justos”) son los legítimos sucesores de Mahoma; por su parte,  los chiitas consideran que únicamente Alí y sus descendientes son los verdaderos sucesores de Mahoma, y además otorgan a Alí una condición especial que no le otorgan los sunitas.

Por ello, los sunitas se dirigen a los chiitas con la palabra rāfidah dando a entender que son apóstatas por rechazar a Abu Bakr, Umar y Uthman como sucesores del profeta.

Por otro lado, la frase “From Ibn Saba’ to the Dajjāl” también es altamente simbólica y se basa en supuestos históricos del islam antiguo. Para los sunitas, Ibn Saba fue un judío de Yemen que afirmaba –de forma falsa- ser musulmán. La pretensión de Ibn Saba era la destrucción del islam sembrado el odio desde dentro. Para ello, intervino en el asesinato de Uthman, y además idolatró a Alí para provocar un cisma entre los musulmanes.

Lo cierto es que la figura de este supuesto judío convertido al islam es objeto de polémica, y algunos historiadores creen que ni siquiera existió, sino que se trata de una simple invención. En cualquier caso, los sunitas creen que Ibn Saba fue el fundador del chiismo, por lo que consideran que los chiitas son unos traidores. Lo curioso es que los chiitas niegan la existencia histórica de Ibn Saba para evitar las acusaciones de los sunitas, así como para rehuir de toda posible relación entre su rama del islam y el judaísmo.

Por último, “Dajjāl” hace referencia a una figura maligna del islam, comparable con el anticristo del cristianismo. Es decir, para el Estado Islámico, Ibn Saba –supuesto fundador del chiismo- es lo mismo que el anticristo. Con ello, intenta azuzar la lucha contra los “apóstatas e infieles” chiitas.

El atentado de San Bernardino, “una obligación de Alá”

El Estado Islámico dedica dos páginas a hablar del atentado que ocurrió en la localidad californiana de San Bernardino, concretamente en un centro de ayuda para discapacitados, que significó la muerte de 14 personas.

img155

Imagen de Syed Rizwan

Fue llevado a cabo por Syed Rizwan Farook y su esposa Tashfeen Malik. El grupo terrorista vanagloria a los atacantes “los cuales no se contuvieron de cumplir con su obligación a pesar de tener un bebé”. También agradece la participación de la mujer “aunque el combate no es obligatorio para ellas”.

Los yihadistas intentan justificar el ataque a través de citas del Corán y de los distintos hadices. Por ejemplo, argumentan que la pareja decidiera tomar ese camino a pesar de dejar a su hija huérfana con un versículo que dice: “Sobre los creyentes que digan ‘Nuestro Señor es Dios’, y se hayan portado correctamente, los ángeles descenderán para decirles ‘¡No temáis ni estéis tristes, regocijaos por el Jardín que se os había prometido!’” (Corán, 41:30).

Estipula que hay que matar a imanes saudíes

img209La familia real saudí lleva viendo con preocupación desde hace años cómo la geopolítica de la región está cambiando de forma muy rápida: la Primavera Árabe; la interminable y compleja guerra de Siria; la aparición del Estado Islámico; la lucha interna que Riad mantiene con Irán para ver quién es la potencia hegemónica de la zona… Todo ello ha conducido a que el rey, Salmán bin Abdulaziz, decidiera nada más comenzar el año aplicar la ley de forma implacable. Por ello, el 2 de enero se llevó a cabo en Arabia Saudí una ejecución masiva de 47 reos, la mayoría relacionados con Al Qaeda.

Dabiq critica abiertamente la ejecución de los presos, “cuyo único delito fue predicar a Dios y librar la Yihad en el camino de Alá”. Además, dice que el régimen saudí es un régimen apóstata, cuya familia real “apoya a los cruzados en las guerras contra el islam”.

No hay que olvidar que el Estado Islámico está librando su lucha interna contra Al Qaeda, ya que son diferentes en liderazgo, tácticas o incluso en la forma de enfrentarse a los chiitas: el grupo de Al-Baghdadi ha apostado por arrasar, literalmente, con esta rama del islam, mientras que Al Qaeda, aunque también les guarda un intenso odio, nunca aprobaría un genocidio semejante.

Esta “guerra” particular se refleja en el artículo. Para el EI, la respuesta de Aymán al-Zawahirí –jefe de Al Qaeda- ante las ejecuciones ha sido muy poco dura y, aunque Zawahirí criticó al Gobierno “apóstata” saudí, “no mencionó a los imanes perversos que se esconden tras él”.

Por ello, el EI ordena llevar a cabo asesinatos de clérigos saudíes porque “han roto su juramento con Alá y con los musulmanes, al igual que han tergiversado la religión con sus mentiras”. Además, les acusa de “haber aconsejado a los jóvenes rechazar el verdadero significado de la yihad y reemplazarlo por el orgullo nacional”.

Una mirada al pasado: el Imperio safávida

img238

La obsesión del EI por desprestigiar a los chiitas llega a lo enfermizo. En un artículo de tres páginas se dedica a repasar la historia del Imperio safávida, que existió desde el siglo XVI hasta principios del siglo XVIII. Lo característico de este imperio iranio es que estableció el chiismo como religión oficial, lo que provocó –según la revista- que muchos sunitas abandonaran Persia, pero “los que se quedaron fueron perseguidos, teniendo que decidir entre ser unos apóstatas o enfrentarse a la muerte”.

“Operaciones militares” exitosas

Uno de los artículos más largos de este número de Dabiq detalla las diferentes “operaciones militares” que el EI ha llevado a cabo en los últimos dos meses.

El artículo comienza con una gran crítica a la reunión que la oposición siria mantuvo en Riad para, a continuación, enumerar las “proezas” del grupo: herir a un sacerdote italiano en Bangladesh; atentar contra un autobús de la Guardia Presidencial en Túnez; llevar a cabo un ataque terrorista en la Plaza de Sultanahment, en Turquía; estallar una bomba al paso del ministro del Interior egipcio; capturar unos tanques de almacenamiento de petróleo en Libia…

Confirma la muerte de John el Yihadista

0022

Página que informa de la muerte de John, una persona “misericordiosa y generosa” según la revista, a pesar de haber ejecutado a varias personas

John el Yihadista fue tristemente conocido por ser uno de los verdugos más sanguinarios del EI, ya que fue el responsable de decapitar a varios rehenes: James Foley, Steven Sotloff, Alan Henning, Peter Kassing… Una lista negra que provocó que Obama y Cameron decidieran vengarse. Finalmente, el día 12 de noviembre de 2015 uno de los peores carniceros del EI murió a la edad de 27 años en un bombardeo llevado a cabo por un dron.

Aunque su verdadero nombre era Mohammed Emwazi, en la revista del Estado Islámico se le llama Abū Muhārib al-Muhājir. Es muy curiosa la biografía que se relata en Dabiq, ya que se dice que John empezó su andadura en la yihad de la mano de Al-Shabbaab, una organización vinculada a Al Qaeda. Sin embargo, en una nota al pie se deja claro que cuando John estuvo en Al-Shabbaab, ésta organización “todavía no estaba en guerra contra el Califato”. La revista aclara que Al-Shabbaab está hoy en día “bajo el liderazgo de Akhtar Mansur, infame agente perteneciente a la inteligencia pakistaní”.

En realidad, Akhtar Mansur es el líder del movimiento talibán, pero en agosto Al Qaeda le juró lealtad, y como Al-Shabbaab –recordemos, dependiente de Al Qaeda- impone castigos a aquellos que intentan unirse al Estado Islámico, de ahí la necesidad de desvincular a John de esta sucursal de Al Qaeda.

Entrevista con el “gobernador” del Jorasán

img629Una de las obsesiones del Estado Islámico es presentarse a sí mismo como un Estado con todas las garantías, por ello utiliza términos como gobernador, provincia…

En esta ocasión, aparentemente se ha entrevistado al “gobernador” del Jorasán -una región histórica que abarca parte de Turkmenistán, de Afganistán y de Irán-, llamado Shaykh Hāfidh Sa’īd Khān.

En primer lugar, el entrevistado deja claro que un territorio tan extenso causa problemas a la hora de establecer la ley del Califato. Sin embargo, reconoce que “han conquistado y consolidado cinco regiones” en las que han establecido “la ley de Alá, así como tribunales de justicia, oficinas de Hacienda, servicios de educación y otros servicios públicos”. Además, presume de “haber prohibido el tabaco y el opio”.

Después, la entrevista cambia radicalmente y se convierte en un ataque constante a los chiitas, a los talibanes (a los que consideran un “movimiento nacionalista” que “no gobierna con la ley de Dios, sino que gobierna respetando las costumbres tribales, opuestas a la Sharia islámica”) y a Al Qaeda.

Taliban ISIS

En el artículo aparecen estas dos fotografías: en la primera se ve a los “nacionalistas talibanes” permitiendo la producción de opio; en la segunda se muestra a un miembro del EI quemando “sustancias haram (prohibidas)”.

Exhibe el rostro de los terroristas de París

img742

Casi al final de la publicación el Estado Islámico ha decidido recordar los atentados del 13N a través de la imagen de nueve terroristas que participaron en la matanza. Dos de estos terroristas aún no habían sido identificados, y por sus nombres de guerra -‘Ukashah Al-‘Iraqui y ‘Ali Al-‘Iraqui- serían iraquíes.

Vídeos destacados

0031

Como es habitual en Dabiq, los editores han seleccionado los mejores vídeos propagandísticos del EI. Sin embargo, hay uno en especial que lo destaca a plena página, titulado “No respite” (Sin respiro). El vídeo, muy visual y profesional, intenta humillar constantemente a Estados Unidos. Por ejemplo, destaca los 6.500 suicidios anuales de los soldados que han vuelto de Afganistán e Irak o el coste de la “guerra contra el islam”.

Por otro lado, por un momento aparecen los países que, directa o indirectamente, forman parte de la coalición que está luchando contra el EI en Irak y/o Siria. Entre las banderas aparece la de España.

El vídeo en cuestión puede verse en YouTube:

Por último, hemos de destacar lo curioso que resulta que ni siquiera se mencione la petición de Donald Trump, precandidato republicano a la Casa Blanca, de prohibir la entrada a todos los musulmanes en EE. UU., a pesar de todo el revuelo que generó. Esto es debido a que el último número de Dabiq trata sobre todo de desprestigiar a las organizaciones yihadistas enemigas del Estado Islámico. La pregunta es: ¿qué pasaría si estas organizaciones decidieran aparcar sus diferencias y trabajar en equipo?

Volver al inicio del artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: