La corrupción que ahoga a España

Como cada año, Transparencia Internacional ha publicado el Índice de Percepción de la Corrupción, el cual “otorga una puntuación y clasifica a los países/territorios según las percepciones sobre el grado de corrupción que existe en su sector público”. La puntuación puede variar de 0 —que indica que el país sufre un grado muy alto de corrupción— a 100 —que sería un país prácticamente libre de corrupción en el sector público—.

El índice de 2015 no deja en buen lugar a España, pues ha obtenido la peor puntuación de su historia. Este mal resultado provoca que la imagen exterior de España se deteriore, e incluso —según Transparencia Internacional— puede tener “efectos sobre posibles inversiones”.

Hace unos días escribí una entrada a partir de los datos del Índice de Percepción de la Corrupción de 2014, los cuales destacaban que España había logrado una puntuación de 60 sobre 100, pero los datos de 2015 indican que la puntuación se ha desplomado hasta el 58 sobre 100. Esta pérdida de dos puntos provoca que España se sitúe en la posición 36 de los 167 países analizados.

A pesar de ello, la ONG recalca —como hizo en el IPC de 2014— que nuestro país no sufre de una corrupción sistémica, que afectaría a prácticamente todas las capas de la sociedad e instituciones tales como la Policía. No obstante, critica que “España tiene un problema de corrupción política muy serio”, que se acentúa por unas medidas que “no son aún perceptibles o son insuficientes; la lentitud de las sanciones penales; la baja intensidad de las penas en casos de corrupción relevante; la expansión de los escándalos a las instituciones clave del Estado, y la sensación de impunidad”.

Operación Taula

Estos datos aparecen la misma semana en la que se ha destapado un inmenso caso de corrupción en el PP de Valencia, que ha provocado que Alfonso Rus, exalcalde de Játiva y expresidente de la Diputación de Valencia tenga que personarse en el juzgado cada 15 días, pues se le relaciona con una supuesta financiación ilegal del PP.

Tabla: Los datos dentro de la Unión Europea

IPC 2015 2014 ESTADOS MIEMBROS UE

Como sucede en otros ámbitos, los datos relativos a la percepción de la corrupción varían notablemente dependiendo del Estado miembro del que se hable.

Dinamarca ha logrado una puntuación de 91 sobre 100 por lo que, según el índice, es el país más transparente no solo de la Unión Europea, sino de todos los países analizados, todo ello gracias a su “libertad de prensa; acceso a información sobre presupuestos que permite al público saber de dónde procede el dinero y cómo se gasta; altos niveles de integridad entre quienes ocupan cargos públicos, y un poder judicial que no distingue entre ricos y pobres”. En contrapartida, Bulgaria ha suspendido con un 41 sobre 100, lo que implica que es el país con más percepción de la corrupción de toda la UE.

Sin embargo, es muy positivo que varios Estados hayan mejorado notablemente con respecto al IPC de 2014. Entre ellos podemos destacar a los Países Bajos (+4), Reino Unido (+3) o el caso significativo de la República Checa, que ha logrado una impresionante remontada de cinco puntos, obteniendo una puntuación de 56 de 100. Esto significa que el actual Gobierno está actuando correctamente respecto al problema de la corrupción, más cuando en 2013 el entonces primer ministro checo tuvo que dimitir salpicado por un escándalo de sobornos y escuchas ilegales, quedando la imagen exterior del país muy dañada.

Los cinco países más corruptos del mundo

Somalia y Corea del Norte lideran el ranking de los más corruptos con una puntuación de 8, la misma que obtuvieron en 2014; Afganistán pierde un punto y se queda con 11, a pesar de los prometedores planes que el Gobierno de Ashraf Ghani estaba llevando a cabo para atajar este problema; Sudán vuelve a aparecer entre los cinco más corruptos con una puntuación de 12 sobre 11; por último, Sudán del Sur alcanza una puntuación de 15 sobre 100, la misma que el año pasado.

Por lo tanto, en este ámbito no ha habido cambio alguno con respecto al IPC de 2014, pues estos cinco países también lideraron la corrupción ese año. Tal y como señala Transparencia Internacional, se caracterizan por su “gobernabilidad deficiente, instituciones públicas frágiles como la policía y el poder judicial, y falta de independencia de los medios de comunicación”.

Un atisbo de esperanza

Pese a que la corrupción es un grave problema para un Estado a nivel político, económico, social e institucional, Transparencia Internacional tiene claro que “2015 fue un año en el cual las personas nuevamente salieron a las calles para protestar contra la corrupción. A nivel global, el público envió un mensaje contundente a quienes están en el poder”, por ello, declara que “es el momento de hacer frente a la gran corrupción”.

Volver al inicio del artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: