Miles de personas se manifiestan contra la investidura de Rajoy

El pasado sábado 29 de octubre miles de personas, de todas las edades, tomaron las calles de Madrid para mostrar su oposición a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. La manifestación, cuyo lema era “Ante el golpe de la mafia, democracia” comenzó a las 18:00 horas en Neptuno, muy cerca del Congreso de los Diputados, que se encontraba absolutamente blindado por la Policía Nacional. La protesta recorrió el paseo del Prado, la plaza de Cibeles, la calle de Alcalá y finalizó en la Puerta del Sol.

Fue convocada por la Coordinadora 25s, plataforma que nació como consecuencia del primer “Rodea el Congreso”, que tuvo lugar el 25 de septiembre de 2012. Desde ese momento, la Coordinadora 25s realiza asambleas con el fin de crear un sistema “más justo”.

Como consecuencia del comité federal del PSOE del 23 de octubre –que decidió que los diputados de este partido se abstuvieran en segunda votación a la investidura de Rajoy—, decenas de organizaciones, agrupadas en la Coordinadora 25s, tomaron la decisión de realizar una manifestación el día de la investidura.

Para garantizar la seguridad y evitar incidentes, entre 1.200 y 1.300 agentes vigilaron la marcha. Uno de los momentos más tensos de la manifestación tuvo lugar cuando los asistentes abuchearon a los antidisturbios que se encontraban en el inicio de la calle de Cedaceros. Un grupo de jóvenes, que se autodefinieron como un “grupo de autodefensa”, separaba a los antidisturbios de la protesta. El mencionado “grupo de autodefensa” justificaba su presencia alegando que “era una manera de evitar altercados entre la policía y los manifestantes”.

img_0431

Antidisturbios en la confluencia entre la calle de Alcalá y la calle de Cedaceros. | Ramón Alarcón Sánchez.

img_0441

Dos miembros del “grupo de autodefensa” -identificados con un brazalete rojo- que separaba la manifestación de los antidisturbios. | Ramón Alarcón Sánchez.

Más de 80 organizaciones y colectivos se sumaron a la movilización. Entre ellos, el partido político Izquierda Castellana, de corte soberanista; los Anticapitalistas, movimiento integrado en Podemos desde 2015; el Sindicato de Estudiantes; y otros vinculados al 15M, como la Asamblea Popular 15M Rivas o la Asamblea Popular de Majadahonda 15M.

Algunos de estos colectivos llevaban sus propias pancartas y distintivos, además de pedir sus propias reivindicaciones. Así, mientras que los miembros vinculados al PCE pedían una “huelga general” y coreaban lemas como: “Obrero si no luchas, nadie te escucha” o “Luchad, luchad, luchad hasta vencer”, el Sindicato de Estudiantes pedía “la caída de las reválidas y de la LOMCE”. No obstante, había lemas coreados y compartidos por todos los grupos, como “lo llaman democracia y no lo es”, “Madrid será la tumba del fascismo” o “PSOE-PP, la misma mierda es”.

img_0080

Pancarta de los manifestantes vinculados al PCE y a la Unión de Juventudes Comunistas. | Ramón Alarcón Sánchez.

img_0126

Miembros de las “Marchas de la Dignidad” -colectivo muy próximo al Sindicato Andaluz de Trabajadores- en la manifestación. En la pancarta se pide una “amnistía social” para Andrés Bódalo, concejal de Podemos condenado a tres años y medio de cárcel por agredir a un edil socialista en 2012. | Ramón Alarcón Sánchez.

El partido político que más dardos envenenados se llevó, además del PP, fue el PSOE. Los manifestantes mostraban su enorme enfado a la decisión del comité federal. Calificaban de “traidores” a los barones y miembros del PSOE que habían permitido o apoyado la abstención. Incluso una pancarta mostraba el rostro de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, con una esvástica pintada en la frente, junto con la palabra “traidora”.

img_0178

Una pancarta con el rostro de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, con una esvástica dibujada en la frente. | Ramón Alarcón Sánchez.

img_0101

Una pancarta con la cara de José María Barreda, expresidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y actual diputado en las Cortes Generales, en la que aparece escrita la palabra “traidor”. | Ramón Alarcón Sánchez.

La manifestación se desconvocó cuando llegó a la Puerta del Sol, en torno a las 20:00 horas. La conocida plaza madrileña terminó repleta de gente, aunque había menos que en otras ocasiones. El número de asistentes a la marcha varía dependiendo de la fuente: según la Policía acudieron entre 3.000 y 4.000 personas, pero la Coordinadora 25s asegura en su página web que “la asistencia no fue menor de 150 mil personas”.

img_0488

La manifestación a su llegada a la Puerta del Sol. | Ramón Alarcón Sánchez.

A pesar de que hasta ese momento todo se había desarrollado sin incidentes, un conjunto de personas se trasladó al Congreso –una vez que la manifestación ya había sido desconvocada— e increpó a algunos diputados de Ciudadanos. La diputada Patricia Reyes contó lo ocurrido en su cuenta de Twitter:

La Coordinadora 25s lanzó un comunicado tras la manifestación expresando “la madurez del movimiento popular que ha organizado esta respuesta a la investidura de la mafia en menos de una semana”. Además, la plataforma asegura que “en los próximos días emitirá un comunicado definitivo”.

Volver al inicio del artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: