Madrid celebra el Orgullo Crítico contra el “viva la vida” del WorldPride

El 8 de octubre de 2012, en la ciudad estadounidense de Boston, tuvo lugar la trigésima asamblea anual de InterPride, organización internacional que aglutina a más de 160 organizaciones LGTB de más de 35 países.

En dicha asamblea Madrid fue elegida sede del WorldPride para el año 2017, evento organizado por InterPride cuyo objetivo es promover y visibilizar de forma global el movimiento LGTB, así como sus reivindicaciones.

No obstante, antes de resultar elegida, Madrid tuvo que hacer frente a otras candidaturas potentes como Berlín o Sídney. Todos los grupos con representación política en el Ayuntamiento se volcaron y, finalmente, la capital de España superó todas las fases y fue elegida ciudad sede del WorldPride por unanimidad de todos los delegados.

Además, por albergar el WorldPride, la ciudad se convirtió automáticamente en sede del Europride, evento LGTB a nivel europeo organizado por EPOA (European Pride Organizers Association).

Madrid es una ciudad con experiencia en organizar eventos relacionados con el movimiento LGTB: estos comenzaron como pequeñas movilizaciones a finales de los 70. La afluencia fue creciendo paulatinamente hasta que la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo conllevó una explosión de asistencia. De hecho, Madrid ya fue sede del Europride en el año 2007, consiguiendo un público masivo: más de dos millones y medio de personas.

Sin embargo, al margen del Orgullo “oficial” se ha desarrollado un Orgullo Crítico que rechaza la “mercantilización” del Orgullo LGTB. Desde la web de la Plataforma Orgullo Crítico se explica que “la genealogía del Orgullo Crítico es en cierto modo heredera y continuadora de posturas críticas desarrolladas por algunos colectivos en el Madrid de los 90, como LSD o la Radical Gay”. En el Orgullo Crítico se hace hincapié en aquellos derechos derivados de los derechos LGTB, como son la “lucha contra el SIDA, la búsqueda de referentes o las reflexiones sobre la sexualidad bollera”.

El Orgullo Crítico 2017 tuvo lugar el miércoles 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTB. La manifestación salió de la plaza de Nelson Mandela, situada en el barrio de Lavapiés, y se desplazó hasta la plaza de España, situada en el barrio de Argüelles. Entre ambos lugares recorrió sitios tan destacados como la Puerta del Sol o Gran Vía, una de las principales calles de la ciudad.

IMG_8400

Fotografía de un cartel en la plaza de Nelson Mandela. | Ramón Alarcon Sánchez.

De acuerdo al manifiesto del Orgullo Crítico 2017, la movilización tenía por objetivo lograr un “orgullo inclusivo, no mercantilizado, ni mercantilizable, ni consumbible”, frente a otros eventos LGTB que hacen una “utilización capitalista y heteropatriarcal” de la lucha LGTB, “donde el dinero y el ocio” son vendidos como referentes para la “liberación”.

La movilización del 28 de junio era también un catalizador para denunciar otras injusticias, como “las políticas migratorias de la Unión Europea y el cierre de fronteras, responsables de miles de muertes en el Mediterráneo, así como de la violación de los derechos humanos de las personas refugiadas” o “la instrumentalización por parte del discurso islamófobo europeo de los discursos feministas y pro derechos LGBTIQ+ para criminalizar a la población musulmana”.

IMG_8644

Cabecera de la manifestación en la calle del Doctor Cortezo. | Ramón Alarcón Sánchez.

De acuerdo a los organizadores del Orgullo Crítico, el WorldPride produce ceguera ante estos abusos y excesos; su mercantilización convierte lo que debería ser un evento reivindicativo en un “viva la vida”, al mismo tiempo que “las personas migrantes mueren en el mediterráneo, y otras son desahuciadas, pierden su empleo o son represaliadas por luchar”.

Los organizadores pretendían que el Orgullo Crítico fuera “horizontal, anticapitalista, antirracista y transfeminista, autogestionado por bolleras, maricas locas subidas en carrozas, latines, trans, intersex, negres, queer, arrománticas, asexuales, viciosas, bisexuales, alorrománticas, gordes, sordas, pansexuales, poliamorosas, moras, trabajadoras sexuales, diversas funcionales y muchas más personas” que cuestionan la “heteronorma”.  En general, se buscaba un Orgullo más “combativo” y “político” que recuperara el espíritu de los disturbios de Stonewall, acontecidos el 28 de junio de 1969 en el pub neoyorquino conocido como Stonewall Inn, y que significaron un punto de inflexión en la lucha por los derechos LGTB.

IMG_8904

Fotografía de uno de los grupos de la manifestación en la calle de Carretas. | Ramón Alarcón Sánchez.

Aunque la marcha se desarrolló sin incidentes, la alta concentración de personas en algunos puntos provocó dificultades para aquellas personas con diversidad funcional. Fue el caso, por ejemplo, de un hombre de avanzada edad que tuvo que maniobrar varias veces su silla de ruedas motorizada en la plaza de Nelson Mandela para permitir la salida del camión que encabezó la manifestación.

Pudieron verse carteles y reivindicaciones de todo tipo, como “Ames a quien ames, Carmena te vende”, “El orgullo no se vende, se defiende”, “Contra el capital, feminismo radical”, “Somos las ovejas del WorldPride”, “El eje del mal es cisheteropatriarcal”, “La familia nuclear es radioactiva” o “Tiremos una bomba a la heteronorma”. Además, se lanzaron consignas como “Poli, tú eres un brazo del Estado” o “Ay Carmena Carmena, nuestro orgullo no es solo una bandera”.

IMG_8900

Cartel en el que se puede leer “El monosexismo mata”, a su paso por la calle de Carretas. | Ramón Alarcón Sánchez.

La movilización terminó en la plaza de España en torno a las 23:00 horas con la lectura del manifiesto del Orgullo Crítico 2017. Mientras tanto, el WorldPride oficial —que, se estima, generará un retorno económico para Madrid de 300 millones de euros— llevaba a cabo sus actividades en tres áreas diferentes de Madrid: la plaza del Rey, la Puerta del Sol y la plaza de Pedro Zerolo; por su parte, la manifestación mundial del Orgullo LGTB, convocada por COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays,  Transexuales y Bisexuales) tendrá lugar el sábado 1 de julio de 2017, comenzando en Atocha a las 17:00 horas y finalizando en la plaza de Colón.

A continuación, se adjuntan más fotografías del evento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volver al inicio del  artículo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: